El estres en la vida diaria

 

estres oxidativo

El estrés se define como toda respuesta que tiene nuestro cuerpo ante un estimulo, no es solamente el hecho de estar alterado, nervioso, de mal humor, con insomnio. Actualmente la palabra estrés la relacionamos mas a este tipo de reacciones, donde los estímulos son tan constantes y tan agresivos que dañan mas rápidamente a nuestras células. Pero, el estrés se encuentra con nosotros desde el primer momento en que existimos, desde que somos concebidos; en otras palabras el estrés, es lo que Newton planteo en su tercera ley (a toda acción corresponde una reacción igual y contraria).

Es decir, en nosotros este estrés se traduce en la vida, en toda y cada una de nuestras acciones, por lo tanto en nuestras células y en todo nuestro cuerpo es lo que hace que respiremos, pensemos, hablemos, tengamos hambre, que tenga latidos nuestro corazón, etc. Ahora bien, si nosotros recibimos un estimulo agresivo, ya sea un susto, una lesión, una falla de algún órgano, recibamos una mala noticia, estemos preocupados por alguna situación; esto se reflejara en una respuesta al trauma o lo que ahora, conocemos como “estrés” y el cuerpo se manifestara con latidos muy rápidos, respiración agitada, sudoración, nerviosismo y ganas de huir del lugar. Esta respuesta es buena, ya que nos aleja del peligro y es una de las respuestas mas instintivas que tenemos, a nuestros antepasados les ayudaba para huir de depredadores, cambiar a lugares mas cálidos, defenderse de enemigos.
Lo malo, es que en nuestros tiempos, como tal no estamos expuestos a tantas situaciones peligrosas y es donde ese estrés se convierte en dañino, por que nuestro cuerpo pierde el control para regresar a un estado de calma, y es cuando aparecen problemas sencillos desde sudoración, alteraciones del hambre, problemas del sueño, nerviosismo, depresión, hasta problemas como infartos, diabetes, problemas renales, problemas del colesterol, entre otros.
Explicado de una manera sencilla, las células al tener vida reaccionan con su medio, es como si a ti llegara y te molestara una persona, al principio toleras pero después de un rato te molestas y reacciones. Imagínate que esto le pasa a tus células, pero su reacción es soltando sustancias toxicas y son estas sustancias las que estimulan otras respuestas que van dañando a los tejidos y poco a poco aparecen estas enfermedades o alteraciones.

La circunstancias que molestan a tus células son alimentos como fast food o con conservadores y/o colorantes artificiales, el alcohol, el estrés, drogas, enfermedades del metabolismo, medicamentos, actividades diarias, no respetar los ciclos del sueño, saltarse comida, ambientes agresivos….
Por ello necesitamos estar relajados y comer de manera saludable para que nuestras células estén felices y sanas, comer a nuestras horas, dormir al menos 8 horas diarias, aprender técnicas de relajación, realizar una actividad física, mantener tus pensamientos serenos.

En que alimentos puedes encontrar antioxidantes: fresas, brócoli, limón, naranja, lechugas, apio, nopal, aguacate, zanahorias, cebollas ….

Un tip: recuerda que todos los vegetales, frutas y verduras que sean rojos, amarillos, naranjas y verdes, contienen gran cantidad de antioxidantes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *