Cuidado de los pies

pies

Los pies son una de las estructuras mas importantes de nuestro cuerpo, ya que gracias a ellos podemos desplazarnos, son el soporte de nuestro cuerpo estando parados. Si bien es cierto, que muchos cumplimos con lo primordial en su cuidado que es tenerlos cubiertos por calcetas y zapatos. Muchas otras pasamos de largo situaciones como hongos, cambios de coloración, lesiones, uñas mal cortadas, hongos, cayos.
Todo este tipo de situaciones van alterando su adecuado funcionamiento, ya que una uña enterrada aparte del dolor y la infección que te puede ocasionar, te predispone a lesiones como torceduras de tobillo, ya que al no pisar adecuadamente para que no duela al apoyar, tu estabilidad al caminar se pierde y es mas fácil una lesión, por ello cuando te cortes las uñas hazlo en forma recta, en las orillas puedes una ligera curvatura para evitar que la esquina se entierre y se lastime tu piel, después lima tu uña para que no atoren los pedacitos de uña con las telas.
Para evitar que crezcan hongos o bacterias en tus pies, procura dejarlos sin ninguna calceta o zapato cerrado, al menos una hora diaria esto ayudara a que tus pies estén ventilados y por ende sea menos fácil que estos microorganismos aparezcan. También, una vez a la semana deja tus pies en una cubeta con agua tibia y una cucharada de sal (de preferencia de sal de grano) esto te ayuda a refrescarlos, después sécalos y deja que se ventilen, esto te ayudara a que se relajen tus pies.
También recuerda masajearlos, no necesitas una técnica en especifico, solo enfócate en las áreas donde sientas “bolitas” o que te duela para que los relajes. Recuerda que la finalidad de todo masaje es llevar mas sangre a distintas partes de tu cuerpo, para que se relajen y con el estimulo se reparen mejor las lesiones.
Si llegases a tener callos o zonas muy duras en tus pies, consigue un cepillo de cerdas duras y en dichas áreas da ligeros golpes, esto llevara mas sangre y ayudara a que poco disminuyan estas lesiones. También, es bueno no usar zapatos incomodos, es decir apretados, con tacón alto, cerrados… si gustas de zapatos no tan adecuados, por las noches o de vez en cuando usa zapatos mas cómodos, de preferencia abiertos para descansarlos. Trata de caminar descalzo en el pasto, esto ayudara a que tu arco mejore, mas si padeces de pie plano.
Al final del día levanta un rato tu pies, para favorecer el retorno venoso y disminuir su hinchazón.
Si tienes problemas de pie plano, juanetes, espolón y otros puedes probar con plantillas o hasta cirugías, aunque también se cuenta con tratamientos alternativos como la acupuntura que ayudándose con el masaje y aplicación de agujas en zonas especificas te ayudan a revertir estas lesiones. A su vez, la acupuntura apoyándose con la moxibustión te puede ayudar a curar tus hogos desde un pie de atleta hasta hongos en uñas de muchos años de evolución, evitando así el uso excesivo de medicamentos nocivos para tu salud.
En otras capsulas, te hablaremos de tratamientos específicos para tus pies.