Iridología

Consiste en el diagnostico de las enfermedades mediante la observación del iris, tomando como base que todos los sistemas y aparatos estan representados en el cuerpo.

iris

Así como, en el hecho de que muchos tienen relación en su origen embrionario.

El iris cuenta además con una rica inervación e irrigación, constituyendo un microsistema donde, según los iriólogos, se reflejaría el estado de los diversos tejidos del organismo. De esta forma esta práctica postula que se van reflejando en el iris, a través de marcas específicas, los desequilibrios que alteran los tejidos orgánicos; siendo posible reconocer señales incipientes de disfunsión tisular específica, lo que permitiría prevenir la aparición de daños estructurales en el organismo.

Es importante aclarar que la iridología (también llamada iridodiagnosis o iris-diagnosis) no realiza diagnósticos de enfermedades alopáticas específicas, sino que entrega información relacionada con la tendencia de evolución y el estado de los diferentes tejidos del organismo.

iris i                                                      iris de

Iris izquierdo                                                                                                Iris Derecho

Sus practicantes relacionan sus observaciones con unos gráficos del iris que lo dividen en zonas que corresponden con zonas específicas del cuerpo humano. Los iridiólogos ven los ojos como “ventanas” por las que es posible ver el estado funcional y de salud del paciente.

Los iridólogos utilizan los mencionados gráficos para diagnosticar qué sistemas y partes del cuerpo están sanos y cuáles están hiperactivos, inflamados o doloridos. Los profesionales utilizan esta información para evaluar la propensión del paciente hacia ciertas enfermedades, confirmar problemas de salud antiguos o predecir futuros problemas de salud que se pueden estar gestando.

Como sólo es empleada para el diagnóstico, los impulsores de esta corriente suelen estudiar y practicar otras especialidades de la medicina alternativa como la naturopatía, la homeopatía, la medicina bioenergética, la acupuntura, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *