Quemaduras

Una quemadura es una lesión en los tejidos del cuerpo causada por el calor, sustancias químicas, electricidad, rayos solares o radiaciones. Existen 3 grados de quemaduras:

  1. 1er Grado: afectan solo la capa externa de la piel, se caracterizan por el dolor intenso, inflamación y el color rojo en la piel. Ejemplo: quemaduras por sol.Quemadura de Primer grado
  2. 2do Grado: pueden afectar hasta la hipodermis (una de las capas profundas de la piel), se caracterizan por la inflamación, el color rojo de la piel, y la formación de ampollas y dolor.Quemadura de segundo grado
  3. 3er grado: Una quemadura de tercer grado penetra por todo el espesor de la piel; incluyendo terminaciones nerviosas, vasos sanguíneos, linfáticos, etc. Se caracteriza por: 
  • Pérdida de capas de piel.
  • A menudo la lesión es indolora, porque los nervios quedan inutilizados debido al grado de profundidad
  • La piel se ve seca y con apariencia de cuero.
  • La piel puede aparecer chamuscada o con manchas blancas, cafés o negras.
  • Ruptura de piel con grasa expuesta.
  • Edema.
  • Superficie seca.
  • Necrosis.
  • Sobre infección.

Este tipo de quemaduras deben de atenderse en hospital, debido a las complicaciones que pueden tener y a que en su mayoría comprometen a todo el organismo. tercer g ¿Cómo actuar en caso de una quemadura? Uno de los principales riesgos de la piel expuesta en caso de quemadura, es el de contraer una infección, por lo que la higiene del área y los materiales utilizados es esencial. También es importante considerar que la piel quemada está aún caliente y una de las primeras medidas a seguir es procurar el enfriamiento del área. En general, los pasos que debes seguir para atender a una víctima de quemadura son los siguientes:

  • Tranquiliza a la víctima de quemadura y a las personas que se encuentren alrededor.
  • Valora el tipo de quemadura y su gravedad.
  • Retira con cuidado los anillos, reloj, pulsera, cinturón o prendas ajustadas que compriman la zona lesionada antes de que esta se comience a inflamar.
  • No rompas las ampollas, para evitar infecciones y mayores traumatismos.
  • Debes enfriar el área quemada durante varios minutos. Puedes aplicar agua fría esterilizada (no helada, ya que quema también) o una solución salina fisiológica sobre la lesión. No uses hielo para enfriar la zona quemada, ni tampoco apliques pomadas, ungüentos, mantequilla o pasta dental porque éstas pueden interferir o demorar el tratamiento médico (estas sustancias pueden convertirse en un medio ideal para la proliferación de gérmenes). También recomiendan aplicar sábila o sustancias naturales sobre la herida, pero el efecto del gel de sábila es el de curtir la piel, lo que resulta contraproducente.
  • Cubre el área quemada con una compresa húmeda en solución salina fisiológica o agua fría limpia y sujeta con una venda para evitar la contaminación de la lesión con gérmenes. Usa una tela que no suelte pelusa ya que éstas se podrían impregnar en la herida.
  • No apliques presión contra la quemadura.
  • Si la quemadura se presenta en manos o pies, coloca una gasa entre los dedos antes de colocar la venda.
  • En caso de dolor intenso, administra un analgésico tomando en cuenta las precauciones del medicamento.
  • Administra abundantes líquidos por vía oral, siempre y cuando la víctima esté consciente. Si es posible, administra suero oral.
  • Si se presentan quemaduras en cara o cuello, coloca una almohada o cojín debajo de los hombros y controla los signos vitales (ritmo cardiaco, pulso y respiración). Cubre las quemaduras de la cara con gasa estéril o tela limpia abriéndole agujeros para los ojos, nariz y la boca.
  • •Ya que has aplicado los primeros auxilios a la víctima, es urgente acudir a una clínica u hospital para recibir atención médica.

¡Y recuerda! Aún si se trata de una quemadura leve, lo importante es refrescar el área quemada y que reciba ventilación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *