Colitis Nerviosa

Más de 20% de los mexicanos padece síndrome de intestino irritable o colitis nerviosa, malestar que se incrementa tanto por inestabilidad emocional como por hábitos alimenticios. Las mujeres son las más afectadas.

Este trastorno funcional del intestino es muy frecuente actualmente, el cual se presenta en forma crónica, con dolor o malestar abdominal e inflamación del vientre, acompañado de diarrea o estreñimiento; y gases.

Se presenta principalmente en adolescentes y adultos jóvenes.

Alimentos-que-se-deben-evitar-en-caso-de-colitis-1

Colitis nerviosa, enfermedad peculiar

Cifras de la Asociación Mexicana de Gastroenterología revelan que:

  • 84% de los casos de colitis nerviosa afectan a la población femenina; en México, la padecen con mayor frecuencia mujeres de 25 a 40 años de edad.
  • 75% de los pacientes no acude al médico porque considera que sólo se presenta al sufrir estrés o ansiedad.
  • 35% de la población en la Ciudad de México padece esta enfermedad, siendo una de las urbes con más casos en el mundo.
  • 20% de las personas en el mundo padecen Colitis Nerviosa, sin distinción de género, edad o condición social.

Este trastorno se relaciona con factores como la dieta, alteraciones emocionales (estrés, ansiedad y depresión) e infecciones intestinales.

Esta multiplicidad de factores “implica que el manejo de los pacientes cubra distintas vertientes, por ejemplo, alimentación, administración de medicamentos y, desde luego, terapia psicológica”, acota la gastroenteróloga.estres

Tratamiento de síndrome de intestino irritable

Se recomienda:

  • El cambio de hábitos dietéticos
  • Horarios fijos de comidas, en medida de lo posible
  • Realizar ejercicio de manera cotidiana
  • En caso de presentar algún trastorno depresivo o ansiedad, se recomienda atención psicológica, terapias relajantes, acupuntura

Los alimentos a evitar son:

  • Irritantes
  • Grasas
  • Condimentos
  • Bebidas gaseosas.
  • Verduras y leguminosas que producen muchos gases, como brócoli, calabacitas, papas, frijol y habas.

Se puede recomendar el uso de suplementos de fibra o laxantes cuando hay estreñimiento, además de medicamentos para el dolor y diarrea. Además, si se sospecha la presencia de infección en el tracto intestinal, se recetan antibióticos o antiparasitarios.

“Es deseable que exista buena relación médico-paciente en el manejo de este padecimiento, pues en gran medida la superación del problema depende del estilo de vida y forma en que la persona afectada aprenda a manejar sus emociones”, agrega la especialista.GULA2

Manejo emocional

Si bien no se trata de enfermedad mental, en la colitis nerviosa interviene directamente la situación emocional del paciente, su estado psíquico, actitud ante la vida y apoyo de los demás.

El estrés, depresión, angustia o neurosis se encuentran altamente relacionados con este padecimiento. Por tanto, si los síntomas de la colitis nerviosa persisten pese a haber recibido tratamiento con medicamentos y dietas, es preciso que el paciente sea canalizado a algún experto en salud mental, quien podría prescribir antidepresivos como segunda opción, pues se ha demostrado que estos medicamentos relajan el intestino, disminuyendo dolor e inflamación.

Ahora bien, debido a que la parte emocional afecta tanto al SII, es fundamental que los individuos integren a su vida diaria actividades que disminuyan el estrés, ansiedad y depresión. Existen excelentes antídotos recomendados por los médicos y comprobados por muchos pacientes, como caminata, lectura, jardinería y, sobre todo, yoga.

Así como también, de recomendar terapias como reiki, Auriculoterapia, acupuntura, aromaterapia, entre otras terapias alternativas que ayudan a relajar y a mejorar el estado emocional del paciente.

En el yoga también se practica la respiración y meditación como técnicas para controlar el estrés y se logra relajación que lleva a profundo estado de paz interior, eficaz para controlar la ansiedad.

El síndrome de intestino irritable es enfermedad crónica y episódica, es decir, hay etapas en que la persona se siente bien pero, repentinamente, experimenta malestar. Aunque no evoluciona a mayores complicaciones (sangrado o cáncer, por ejemplo), es fundamental que sea atendida por especialistas en Gastroenterología y salud mental, pues los pacientes que no son tratados oportunamente pueden desarrollar otros padecimientos como reflujo, lo que empeora su calidad de vida.

Social Network Widget by Acurax Small Business Website Designers
Visit Us On FacebookVisit Us On Google Plus