¿Qué hacer cuando alguien piensa en el suicidio?

Tristeza, angustia, estés, dolor, son algunos de los factores que propician que una persona desee ir a un lugar donde pueda descansar lejos de este mundo y así no sufrir más. En ese momento, la única salida que encuentran es el suicidio.

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que en el mundo, cada 40 segundos una persona se quita la vida, teniendo al año cerca de 800 mil muertes.

En el caso de México, entre 1970 y 2007, el suicidio se incrementó en un 275%; en el año 2013, se registraron 5,909 casos de los cuales 81.7% fueron consumados por hombres y 18.2% por mujeres, según datos del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI).

Con el fin de concientizar sobre la problemática, el 10 de septiembre se conmemora el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, en donde se busca informar a la población sobre los factores de riesgo y las medidas que se pueden tomar para evitarlo.

¿Por qué se pierden las ganas de vivir?

Existen muchos factores que intervienen en el suicidio, aunque los principales son los siguientes:

  • Tener poco apoyo por parte de amigos, familia o pareja
  • Ser viudo, divorciado o soltero
  • Haber sufrido violencia o abusos sexuales
  • No tener trabajo
  • Exponerse a situaciones altamente estresantes
  • Tener problemas económicos
  • Padecer enfermedades crónicas
  • Antecedentes familiares

Cuando alguien desea quitarse la vida, suele tener algunas actitudes como son:

  • Autolesionarse
  • Aislarse
  • Mostrar interés en herramientas que lo faciliten
  • Dejar de hacer las cosas que le gustaban
  • Descuidar su apariencia personal
  • Tener cambios de humor repentinos

Fases del suicidio

Una persona que piensa en el suicidio, atraviesa seis etapas antes de consumar el acto. Aquí la intervención es clave para ayudarlos a salir adelante.

  1. Fantasea con la muerte: la persona piensa mucho en la muerte, pero no en la suya.
  2. Idea de su muerte: aquí empieza a pensar en su propia muerte, cómo será y cuándo, pero aún no hay deseo de quitarse la vida.
  3. Idea suicida: se presenta la idea de suicidarse pero no hay un método definido para hacerlo.
  4. Planeación: la persona está decidida a quitarse la vida y para ello, formula un plan.
  5. Intento suicida: intenta acabar con su vida pero no lo logra.
  6. Suicidio consumado: después de varios intentos fallidos, al final logra su objetivo.

Desde la primera etapa, el paciente requiere de apoyo psicológico y dependiendo de la valoración médica, se debe continuar con tratamiento psiquiátrico inminente.

Una creencia común es si alguien decide quitarse la vida, lo hará y no lo dirá, algo que no es cierto, pues la mayoría de las personas hablan que consumen el suicidio, hablaron antes de sus intenciones.

El que alguien hable de ello posibilita dar el tratamiento adecuado y reducir sus intenciones. En cualquier caso, siempre se debe consultar a un especialista.

¿Cómo ayudar a un ser querido?

Si un ser querido o alguien muy cercano a ti está en riesgo, es importante que realices lo siguiente:

  • No intentes solucionarlo. Esto es un problema serio que requiere de atención psicológica y psiquiátrica tanto para la persona como la familia.
  • Si la persona quiere hablar de la situación, escúchalo y trata de inhibir sus intenciones
  • No minimices sus emociones. Una persona que busca suicidarse, está sufriendo por dentro y cualquier comentario desfavorable, podría incrementar el riesgo.
  • No le digas que sólo lo hace por chantaje o actuación. Sólo provocarás que el riesgo aumente.
  • Infórmate con especialistas sobre que otras medidas puedes tomar para ayudarlo.
Social Network Widget by Acurax Small Business Website Designers
Visit Us On FacebookVisit Us On Google Plus