Piedras en la Vesícula Biliar y acupuntura

La coledocolitiasis son cálculos (piedras) biliares  en la Vesícula Biliar (VB), son depósitos duros, semejantes a cristales, que en tamaño pueden oscilar entre un granito de arena hasta llegar al tamaño de una pelota de golf. Formados por acúmulos de grasa, principalmente.

Ultrasonido de Vías Biliares

Ultrasonido de Vías Biliares

Según la medicina occidental las piedras en la VB se deben a dos causas principales:

  • La más común, los cálculos formados por colesterol (estos cálculos no tienen relación con los niveles del colesterol en sangre).
  • Y otra no tan común, los cálculos formados por bilirrubina (estos cálculos se pueden desarrollar cuando los glóbulos rojos se degradan, llevando así un exceso de bilirrubina en la bilis).

Las mujeres son más propensas a padecer cálculos biliares, así como las personas mayores de 40 años.

Hay varios factores que pueden favorecer la aparición de cálculos:

  • La diabetes.
  • Cirrosis hepática o infecciones de las vías biliares.
  • Trasplante de médula ósea o de órganos sólidos.
  • Alimentación intravenosa.
  • Pérdida rápida de peso, sobre todo después de una dieta baja en calorías.
  • Enfermedades que hagan que el Hígado produzca demasiada bilirrubina, como por ejemplo, la anemia hemolítica.

Los síntomas pueden llegar a variar mucho según cada caso, en algunos casos es asintomático, y no se sabe que existen cálculos hasta que se realiza una radiografía rutinaria o algún examen médico. En otros casos, si un cálculo grande bloquea el conducto cístico o el conducto colédoco (conductos que desembocan en la segunda porción del duodeno), puede dar un dolor de tipo cólico, que desaparece si el cálculo pasa hacia el duodeno (primera porción del intestino delgado). Los síntomas pueden abarcar desde dolor en la parte superior derecha o media del abdomen, de tipo calambre o sordo, que puede ser constante o agudo, puede irradiarse a la espalda o debajo del omoplato derecho. Puede haber fiebre, aparecer ictericia (coloración amarillenta de la piel y de la esclerótica de los ojos y en algunos casos pueden aparecer náuseas y vómitos y/o heces de color arcilla.

¿Qué dice la MTC de los cálculos biliares?

Según la Medicina Tradicional China (MTC), los cálculos pueden deberse al estancamiento de Qi (energía) de Hígado, ya que si el flujo de Qi de Hígado no circula libremente no podrá mantener los niveles normales de ácidos biliares, y de esta forma habrá un exceso de colesterol en relación con los ácidos biliares formándose así las piedras en la Vesícula.

Si el Qi de Hígado se estanca no secretará bilis adecuadamente y esto conducirá a la acumulación de Calor Humedad en la Vesícula Biliar, la acción de este Calor Humedad durante un tiempo prolongado puede conducir a la formación de piedras en la Vesícula Biliar.

Estos dos síndromes de desarmonía son los principales causantes de los cálculos biliares y es frecuente que se den simultáneamente.

En los casos de Estancamiento de Qi de Hígado pueden aparecer síntomas como: distensión y dolor en el hipocondrio –o zona costal– (normalmente el derecho), eructos, gases, suspiros frecuentes, alternancia de diarrea y estreñimiento (normalmente con heces en bolitas), depresión, cambios de humor, ira e irritabilidad y un pulso tenso o de cuerda.

En este caso en consulta utilizaremos puntos y plantas que relajen el Hígado, que regulen la Vesícula Biliar, que movilicen el Qi, disuelvan las piedras y calmen el dolor.

Y en los casos de Calor Humedad en Vesícula Biliar pueden aparecer síntomas como: dolor y plenitud en el hipocondrio –o zona costal– (normalmente el derecho), sensación de plenitud epigástrica, náuseas y vómitos, pérdida de apetito, gusto amargo y pastoso en la boca, ictericia (en piel y esclerótica), fiebre, capa lingual espesa y amarilla y un pulso deslizante.

En este caso en consulta utilizaremos plantas y puntos que eliminen Calor y Humedad de la Vesícula Biliar, que resuelvan Calor Humedad en general, disuelvan las piedras y que calmen el dolor.

Antes de iniciar un tratamiento con esta técnica es necesario que cambies tus hábitos alimenticios, ya que aunque te puede ayudar a eliminar las piedras si continuas con hábitos inadecuados puedes complicar el cuadro o una vez eliminados pueden volverse a generar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *